Versión para impresora

Current Size: 100%

Cahors medieval

Tras los períodos turbulentos de los primeros siglos de la Edad Media, el nombre de Cahors reaparece en los textos del siglo VII cuando un poderoso obispo llamado Saint Didier (San Desiderio) restaura la ciudad protegiéndola por medio de murallas.

 

Cinco siglos después, Cahors vive una época dorada que durará dos siglos, es la época de los "Caorsins". Desde mediados del siglo XII hasta mediados del XIV, un puñado de ricas familias de mercaderes-usureros, formados por sus colegas lombardos, practica el comercio internacional y el préstamo a interés en los cuatro rincones de Europa, trayendo importantes riquezas al Quercy y reconstruyendo por completo la ciudad de Cahors.

 

De gran importancia económica, ésta goza de la proximidad del río Lot para el transporte de mercancías, en particular el famoso vino negro, apreciado hasta en Inglaterra. También mantiene una destacada actividad religiosa en torno a su catedral, sus diez iglesias parroquiales y congregaciones.

 

En 1316, Jacques Duèze, originario de Cahors, es nombrado papa con el nombre de Juan XXII. Funda la universidad, favorece la vida religiosa y el comercio y atrae a su corte de Aviñón a las élites locales.

 

En el siglo XIII, el poder del conde obispo rivaliza cada vez más con el de los cónsules, quienes en 1351 obtienen el reconocimiento definitivo de sus costumbres.

 

La Guerra de los Cien Años (1337-1453) pone un término a esta época de prosperidad.

 

La ciudad conserva un riquísimo patrimonio medieval: una catedral con cúpulas, un claustro gótico flamígero, varios centenares de casas medievales de distintas categorías, sin olvidar el emblemático puente Valentré.

Grands sites Midi-Pyrénées
  • Français
  • English
  • Nederlands
  • Deutsch
  • Español